Lo que el viento se llevo y el vinilo nos devolvió

Claves para promocionar vuestra música: reputación, recomendación y reinvención.
1 octubre 2014
midem-2015
Sarbide Music en el Festival MIDEM 2015
14 mayo 2015

Lo que el viento se llevo y el vinilo nos devolvió

atractivo-vinilo-lp

El vinilo vs digital

En la nueva era del streaming y la música digital no deja de sorprender que las ventas del vinilo están aumentando de manera espectacular. En esta infografía de Supefi se nos muestran ambas formas de consumo. Podemos comprobar que nuestro amado vinilo tiene poder suficiente para hacerse un hueco importante en los “armarios” y en los corazones de los amantes de la música.

infografia-vinilo-vs-digital

Nosotros, en Sarbide Music, vivimos de cerca este auge. Cada mes recibimos más peticiones de fabricación de vinilos. Algunos grupos, los más jóvenes, se acercan llevados por la moda o por la curiosidad. Quieren saber más sobre la calidad, la fabricación y las distintas posibilidades que ofrece editar tu música en Vinilo LP. Otros ya tuvieron el placer de escuchar vinilos allá por los años 80 y 90. Conocen su enorme poder de atracción y vienen con la idea clara del tipo de vinilo y diseño que quieren para su próximo álbum.

Unos y otros editan su música en CD. Además, algunos han subido su música a las tiendas digitales más conocidas: iTunes, Spotify, Amazon Music o Deezer. Pero quieren algo más, y ese algo más lo encuentran en el vinilo.

¿Qué tiene el vinilo que lo hace tan atractivo para los músicos y para sus fans?

Empezaremos por el tema de la calidad de audio. En un artículo del Blog de Pijamasurf se hace referencia al debate existente sobre si la calidad del audio de los medios análogos es realmente superior a las distintas posibilidades del audio digital. “Según datos científicos, un vinilo y un CD son matemáticamente idénticos en cuanto a la calidad de sonido que son capaces de ofrecer. Dado que la mayor frecuencia que puedes escuchar es de 20,000 Hz, intentar aumentar el rango de cualquiera de las plataformas es irrelevante (los CDs trabajan en rangos de 44,1 kHz).

Dicho esto sólo podemos añadir que posiblemente para muchas personas no es un tema de calidad de audio, sino que simplemente prefieren el sonido del vinilo. Ese ruidito que saca la aguja cuando pasa sutilmente por los surcos del disco.

Otro aspecto que merece la pena mencionar es la propia “experiencia” de poseer y escuchar un vinilo. Las meras diferencias físicas entre un CD y un Vinilo son evidentes: el mayor tamaño, el tacto rugoso y casi orgánico frente al “frío” contacto del policarbonato, las dimensiones de la portada del vinilo… Sin olvidar que es una parte importante del diseño y del conjunto del álbum como “objeto artístico”. El vinilo es simplemente más y nos hace sentir más.

Ese acto de poner un disco, colocar suavemente la aguja sobre él y dejar que el sonido “surja”. Algo hay en ese proceso y en la música que se reproduce después que nos sugiere una calidez y una textura únicas. Una sensación a la que de algún modo queremos volver.

Algunos nos tacharéis de ñoños y nostálgicos al decir esto. Diréis que en su día el CD y otros dispositivos menos frágiles sustituyeron al vinilo porque en el fondo es un soporte poco “portátil” y poco duradero. Y es cierto. Os damos la razón. Pero hoy en día tenemos múltiples formas de disfrutar de la música además de poder escucharla en nuestro vinilo favorito. Tenemos el streaming, Spotify, el CD… Podemos elegir el soporte más idóneo para cada momento y cada lugar. Todo un lujo.

¿Tiene futuro el Vinilo?

El sector de la gran industria musical se queja constantemente de la caída de ingresos por venta de música. Las ventas digitales de música se estancan. La gente escucha cada vez más música en streaming y compra menos en las tiendas digitales. Pero todo el mundo sigue amando la música y quiere seguir escuchándola. Sólo hay que saber lo que la gente quiere comprar. Y en el sector de los músicos independientes tanto el CD como el vinilo están en auge y han cobrado valor. Son un vínculo perfecto entre el grupo y sus fans. La gente quiere y está comprando vinilos y parece que por el momento seguirán comprándolos.

No estamos en 1970. El vinilo ha vuelto. Y tus fans esperan el tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies